IMG_20190823_175747.jpg

Francisco Rivas, el líder natural de la vereda El Cristo

El Cenizo es una vereda del municipio de Segovia caracterizada por ser una población, en su mayoría, afrodescendiente. Con muchas necesidades básicas insatisfechas, pero con un potencial humano muy grande.

Este territorio es minero por excelencia. Su economía y cultura giran en torno a la explotación de la tierra. Es por ello que el señor Francisco Rivas, decidió viajar con un amigo desde su tierra natal -Novita, Chocó- hace más de treinta (30) años. Dejando a su familia para emprender una búsqueda de mejores ingresos económicos.

Durante esos años recorrió diferentes municipios, en Nariño, Antioquia conoció a la que hoy es su esposa. Sin embargo, los amigos que había conseguido tan lejos de casa se encontraban en El Cenizo, por lo que decidieron radicarse y construir su familia en esta vereda. Hoy tienen dos hijas Margarita Rivas y Yulis Moreno.FranciscoRivas.jpg

El señor Francisco – Pachito, como le dicen de cariño- es una persona en condición de discapacidad a causa de una poliomielitis a temprana edad; sin embargo, no ha sido un impedimento para ser un gran líder y obtener logros para su comunidad.

Cuando llegó a la vereda existía una JAC, pero no estaba activa, por lo que junto con su amigo Freddy Luna decidieron reactivarla para acceder a la contratación laboral que la Compañía Oleoducto de Colombia S.A. estaba brindando, ya que en esa época se encontraba construyendo el tubo para el transporte del hidrocarburo, y era necesario estar organizados.

Llegar a ser presidente de la JAC no fue un golpe de suerte, ya que siempre se caracterizó por ser un líder, y la preocupación por su comunidad lo llevó a desempeñarse en todos los cargos de la directiva (secretario, tesorero, vicepresidente, fiscal y presidente) durante aproximadamente veinte (20) años; “¡y contando!”, como lo manifiesta él.

Su gran labor ha logrado el reconocimiento de otros líderes como María Cecilia Mosquera, presidenta de la JAC de Fraguas. Quien afirma que pese a las dificultades que se le presentan ha sido un gran líder, muy activo y no se da por vencido. Resalta su gran disposición para ayudar. “No se le arruga a nada” agrega. Cuando se le presenta alguna dificultad, siempre busca apoyo y orientación de otros líderes para encontrar la mejor solución. “Pachito, es una gran persona, siempre dispuesta a colaborar” finaliza con tono de agradecimiento.

Como líder comunitario es consciente que no es tarea fácil lograr lo que se propone en beneficio de su comunidad, en un territorio golpeado por la violencia, con tantas necesidades y tan pocas oportunidades. Sin embargo, considera que no es una opción darse por vencido y el trabajo conjunto es el que permite llevar desarrollo a ese territorio que tanto amor le despierta.


Caucasia, Antioquia

Colombia, Carrera

12 N. 20C - 57, Piso 3

Teléfono: 839 2967

Celular: 310 469 1141

Email: fodc@edatel.net.co

© Todos los derechos reservados: Sistemas y Comunicaciones FODC.

Consulta nuestra política de Tratamiento de Datos en www.fodc.org.co/tratamiento